¿Mayor acero más resistencia? Apertura de puertas sin romper en Alicante


Esta es una de las preguntas clásicas que todas las personas se hacen al momento de instalar una puerta blindada o acorazada. Saber si en verdad mayor acero hay más resistencia a la hora de proteger a tu familia. Es por eso que, para realizar la apertura de puertas sin romper en Alicante, hay que saber esto con más exactitud. Por otra parte, desde el punto de vista el cliente, saber si invertir en puertas o en cerraduras.

Apertura de puertas sin romper en Alicante: ¿por qué se cree eso?

Una de las creencias más básicas de todo aficionado a la herrería y a la cerrajería es que las puertas con más hierro, metal, aluminio u otro material seguro son mucho más resistentes, si tienen más placas de hierro. Dentro del mundo de la apertura de puertas sin romper en Alicante, hay que mencionar que quizá esta creencia sea un poco errónea. Sobre todo si tenemos en cuenta que nunca intervenimos una puerta.

Esto se comprobó gracias a diversas investigaciones que se realizaron en distintos departamentos de seguridad de España. Se tomaron diversas muestras de diversas marcas de cerraduras, y se comprobó que quizá la creencia de que es necesario poner más placas de hierro en la puerta es algo incorrecto. Donde realmente había que poner empeño era en los sistemas de cierre. Además, también había que pensar en como proteger al propio sistema de cierre.

¿Por qué se menciona eso?

El estudio que se publicó hace algunos años hace énfasis en mostrar que hay que hacer diferencia entre 2 conceptos que se utilizan en el marketing de las puertas o cerraduras: Peso y resistencia. Ambos conceptos son necesarios. Pero el exceso de uno u de otro será determinante a la hora de colocar a seguridad de tu puerta. Más teniendo en cuenta la resistencia de los materiales que pongamos.

Primero hay que mencionar los conceptos por separado. El peso, utilizando las definiciones clásicas de algunos diccionarios, es la fuerza con la que la gravedad de la tierra atrae a un cuerpo; También es una medida que se utiliza para saber qué tanto la gravedad atrae a un cuerpo cualquiera. Con esto determinamos que fuerza han de hacer los soportes y que podemos instalar.

En cuanto a la resistencia, hay que mencionar que es una cualidad física, que quiere o intenta describir la capacidad física que posee casi cualquier cuerpo para soportar agentes o problemas externos durante cierto tiempo. Esta cualidad puede también ser combinada con el peso, aunque sólo en algunas situaciones.

Conociendo ambos conceptos, ahora si hay que preguntarse si ambos están dentro de una puerta. La respuesta correcta es que si: Toda puerta puede ser pesada, y esto es lo que presume el marketing, pero no quiere decir que sea resistente a otros agentes externos que puedan poner en riesgo la seguridad de tu familia y amigos. Este es el detalle importante, pues el hierro provoca exactamente este fallo. El que una puerta tenga más placas, no significa que sea más resistente.

¿Cuál es el problema con el ‘’mucho hierro’’?

Cuando vas a una tienda especializada en puertas o cerrajería, es común ver que los letreros o el mismo vendedor te recomienda algunas puertas acorazadas porque tienen muchas placas de hierro y porque pueden llegar a pesar más de 100 kilos, presumiendo que esto es lo más seguro que existe. Te está haciendo entrar en un gran error.

Esto es una verdadera falacia. El peso puede llegar a ser contraproducente, sobretodo en un ataque consensuado o con alguien que de verdad sabe lo que está haciendo o de verdad sabe cómo atacar este tipo de productos. ¿Por qué mencionamos esto? Porque está comprobado científicamente y vamos a ver los motivos.

Primero, hay que mencionar que el peso será contraproducente a la hora de instalar las puertas acorazadas. Cuando quieres colocar una puerta que pese 120 kilos, es posible que haya que utilizar herramientas de instalación más difíciles de conseguir, ya que recuerda que la pared y las bisagras son las que soportarán este tipo de “efecto universal de gravedad”. Cuando la instalación no está hecha correctamente, con un golpe fuerte se puede caer. Aunque en cerrajeros Alicante trabajamos para que esto no suceda, no se puede descarta. Al igual que nosotros no recomendamos esto, la constructora del inmueble tampoco lo hace.

También hay que decir que mucho hierro hará que la puerta sea todo menos resistente a los impactos. El hierro, por ejemplo, es un material que no puede regresar a lo que era antes, es decir, que se deforma. Será imposible la recuperación de la deformación tras algunos golpes con algún tubo de hierro, patadas u otro tipo de impacto. Esta es una de las grandes mentiras de las puertas acorazadas. No de todas claro, pero si de las que venden sus placas como seguridad.

¿Entonces qué es lo que se tiene que tener en cuenta?

Para que una puerta acorazada sea completamente segura y puedas estar más que tranquilo, hay que mencionar que el hierro no debe de ser numeroso, sino que tiene que tener pliegues o los llamados nervios, que servirá para que se atasquen las herramientas utilizadas para abrir tu hogar. Este detalle es fundamental. La seguridad real de una puerta entra directamente en esta definición.

También, es necesario que estos rellenos se rellenen de algún material duro. Normalmente entre las laminas se suele meter hormigón. Esto se hace porque este tipo de puertas siempre tienen que ser abiertas con una sierra eléctrica. Además, debe de unirse con materiales que puedan recuperarse tras algunos traumas. Al igual que con los muelles empacados de los colchones, aquí se hace lo mismo con el acero. En otras ocasiones, se llena de poliuretano en estado semisolido. Con esto conseguimos un material capaz de absorber los golpes.

Hay que decir que el hierro y el número de ellos, así como el peso, es solo un truco de marketing visual. Dentro de la apertura de puertas sin romper en Alicante, se recomienda escoger un producto que pueda soportar casi todo tipo de problemas externos. Además de que para abrir una puerta solo intervenimos la cerradura. Pase lo que pase con una puerta, la parte debil será siempre la cerradura. Por esta razón, para las puertas acorazadas recomendamos cerraduras DIERRE. En caso de tener una puerta blindada, lo ideal es instalar un cerrojo FAC.